Este Día Mundial de los Derechos del Consumidor el tema es "Derecho a una alimentación saludable"; esto invita a consumidoras y consumidores  a analizar las consecuencias de la alimentación en su salud y bienestar.

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) te invita a seguir las siguientes recomendaciones para lograr un consumo responsable y saludable:

  • Integra en tu plato: verduras y frutas; cereales, leguminosas y alimentos de origen animal.
  • Haz tres comidas principales y dos colaciones al día.
  • Recuerda que los alimentos de temporada son más nutritivos, económicos y sabrosos.
  • Las carnes, aves, pescados, mariscos, quesos, leche y huevo son alimentos ricos en proteínas facilmente asimilables por el organismo.
  • Reduce tu consumo de sal. Evita adicionar sal a los platillos ya preparados, la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir menos de 5 gramos de sal al día.
  • Reduce el consumo de azúcar ¡Toma agua!
  • Prefiere productos cuya letra en las etiquetas sea legible.
  • Lee la lista de ingredientes de la etiqueta para saber con qué esta hecho el producto y revisa la cantidad de azúcar, grasa y sodio, para decidir la cantidad a consumir.

Un consumo saludable también implica dejar las prácticas nocivas para tu organismo y adoptar hábitos sanos que te permitirán tener una buena calidad de vida:

  • Alimentación correcta
  • Actividad física (que implique diferentes intensidades: desde moderada hasta intensa)