Por Enrique Peña Nieto

En una República Federal como la nuestra, el desarrollo nacional es una responsabilidad compartida que involucra a todos los poderes y órdenes de gobierno.

Con esta convicción, fue muy grato recibir hoy en Palacio Nacional, a los integrantes de la Quinta Asamblea Plenaria de la Conferencia Permanente de Congresos Locales; donde participaron más de 500 legisladores de las 32 entidades federativas del país.

Desde su creación, la COPECOL ha demostrado que más allá de los colores o ideologías partidistas, existe un interés común por el desarrollo y el bienestar de los mexicanos.

Su trabajo también ha sido esencial para armonizar la legislación local con las reformas constitucionales aprobadas. En sus manos ha estado la elevada encomienda de dar cauce, vigencia y operatividad, a estas grandes transformaciones.

Estoy seguro de que los congresos locales seguirán aportando su talento y diario trabajo, en la construcción de instituciones públicas más sólidas y al servicio de los mexicanos.