La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) dio a conocer los resultados de la Estrategia en Vigilancia Sanitaria, en especial el fortalecimiento de los mecanismos de vigilancia contra medicamentos ilegales y los llamados “productos milagro”.

Durante esta Administración, el aseguramiento de los productos ilegales ha crecido cuatro veces; las multas por publicidad engañosa se han incrementado 360%, y los anuncios suspendidos por engañar al público han pasado de 2 mil 400 a casi 9 mil.

Los productos que prometen aliviar enfermedades sin sustento científico alguno, la venta de productos adulterados como el alcohol y el tabaco, o los medicamentos que se producen sin controles mínimos de calidad, son un grave riesgo para la salud de la población.

Por otro lado, en 2014 se amplió la oferta de medicamentos formales pues se concedieron más de 23 mil nuevos registros sanitarios. El incremento en la oferta de estos medicamentos originó una baja de precios en el 71% de los tratamientos, con lo que el gasto familiar en medicinas se ha reducido 60% en promedio, respecto al año 2010.