Fuente: Profepa

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró el Centro de Distribución de la empresa Maskota S.A de C.V en Naucalpan de Juárez, Estado de México, por no acreditar la legal procedencia de 187 ejemplares de vida silvestre y por carecer de los permisos correspondientes para su comercialización.

Por tal motivo, el personal de esta Procuraduría aseguró 187 ejemplares de vida silvestre, entre los que se encuentran guacamayas, loros, cacatúas, geckos, tarántulas y erizos africanos, todas ellas consideradas especies exóticas y algunas especies amenazadas. Asimismo, se aseguraron 130 iguanas verdes, especie incluida en la categoría “Sujeta a Protección Especial”.

La PROFEPA notificó la sanción al Centro de Distribución de Maskota, que incluye una multa por 971 mil 400 pesos; la Clausura Total Definitiva de las instalaciones inspeccionadas; y su inscripción en el Padrón de Infractores de Vida Silvestre.

La PROFEPA continuará inspeccionando periódicamente las instalaciones de esta empresa y otras comercializadoras de fauna silvestre, poniendo especial énfasis en asegurar el trato digno y respetuoso de los animales, a fin de que éstos se encuentren en las mejores condiciones posibles y que su venta se realice conforme a la ley.