• Las escuelas de tiempo completo amplían la jornada escolar para que los alumnos mejoren su aprendizaje y desarrollen nuevas habilidades.
  • Los alumnos de educación básica tendrán, seis horas de trabajo escolar al día, pudiendo ampliarse hasta ocho horas cuando se incluya la dotación de alimentos en las escuelas más necesitadas.
  • Los alumnos podrán aprender inglés o música; reforzar sus conocimientos en áreas como lectura, matemáticas, artes y educación física, y tener acceso a alimentos nutritivos, que cuiden de su salud y les permitan un mejor aprovechamiento.
  • Los maestros y directivos contarán con materiales didácticos modernos para desempeñar su labor; una mayor remuneración, al cubrir más horas de trabajo.
  • Los padres de familia podrán participar en las actividades de la escuela, a través del Consejo Escolar de Participación Social, y decidir, junto con las autoridades educativas, en qué obras o materiales se invertirán los recursos de la escuela.
  • Escuelas de tiempo completo fomentan la inclusión e igualdad al permitir que los maestros dediquen más tiempo a que los alumnos aprendan, e inhiben que los niños sean víctimas de la delincuencia al pasar más horas en la escuela.