La Reforma Energética es el más importante cambio económico en México, de los últimos 50 años. Éstos son algunos de sus beneficios.

  • Abre nuevas oportunidades de crecimiento y, al mismo tiempo, mantiene la propiedad de la Nación sobre su riqueza.
  • El Estado Mexicano es y seguirá siendo, el único dueño de las reservas petroleras, de la renta petrolera y de Petróleos Mexicanos.
  • México también contará con más recursos financieros y tecnologías de punta, para aprovechar sus vastos recursos energéticos, SIN endeudar, NI poner en riesgo sus finanzas públicas.
  • Modelo abierto y competitivo, que amplía las capacidades del Estado mexicano para aprovechar los recursos energéticos del país, en favor de la población.
  • México tendrá más gas, más petróleo y más electricidad. Todo esto reducirá el costo de producir energía, lo que permitirá a las familias mexicanas pagar menos por la luz y el gas que consumen en su hogar.
  • Nuestro campo también se beneficiará. Al haber un mayor abasto de petroquímicos, como el amoniaco que se produce en esta planta, se podrán elaborar más fertilizantes en México, para apoyar la producción agroalimentaria del país.
  • La reforma permitirá que México crezca más rápido, generando empleos para cientos de miles de mexicanos.
  • Las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, tendrán más energía y a menor precio, lo que las hará más productivas y les permitirá contratar a más personas.
  • Las familias mexicanas sentirán en sus bolsillos, los beneficios de una economía nacional en crecimiento.
  • Cuidado del medio ambiente, adoptando energías más limpias y amigables con el planeta.
  • Los derechos laborales de los trabajadores estarán a salvo. Tendrán garantizada su antigüedad y todas sus conquistas laborales.
  • PEMEX ya no se manejará como una dependencia más de gobierno, sino como una empresa productiva de liderazgo mundial.

Es tiempo de que los recursos energéticos del país nos permitan construir un nuevo México; un México más dinámico, más competitivo y más próspero.