En el marco del Pacto por México, el Gobierno de la República presentó una iniciativa de reforma para promover la competencia económica y el desarrollo del sector telecomunicaciones.

Algunos de los beneficios directos que tendrá la industria del cable como resultado de esta reforma son los siguientes:

  • Contarán con un marco institucional fortalecido, que brinde a los actores del sector mayor certeza jurídica.
  • Se creará un modelo de concesión única a fin de facilitar su transición hacia las redes convergentes y la prestación de servicios de televisión restringida, voz, datos e internet de banda ancha.
  • Se promoverá una mayor competencia en el sector a través de un marco legal que incluye figuras como la regulación asimétrica y la regulación de recursos esenciales.
  • Se abrirán espacios para facilitar e incrementar las inversiones.
  • Podrán integrar y ofrecer paquetes de canales más atractivos para sus usuarios, que incluyan las señales de televisión abierta (Must Carry y Must Offer).
  • Además, a través de la red abierta que mandata la reforma, podrán prestar sus servicios en condiciones mayoristas y de acceso abierto para cualquier operador, lo que también ayudará en la convergencia de servicios.

El objetivo de esta reforma transformadora, que ya ha sido aprobada por el Constituyente Permanente, es que cada vez más mexicanos y más Micro, Pequeñas y Medianas empresas, tengan acceso a los insumos fundamentales en lo que se han convertido los servicios de telecomunicaciones.