Por: Enrique Peña Nieto

El 20 de agosto de 1993, al reformarse el artículo 28 de la Constitución, se estableció uno de los pilares más sólidos de la estabilidad económica que hoy nos distingue en el mundo: el Banco de México.

Sus resultados son contundentes. En los últimos 13 años, la inflación promedio ha sido de 4.3% anual y en este 2013 está en niveles cercanos al 3.4%,  lo que contrasta con el 45% de los 20 años anteriores a 1993.

El compromiso del Banco de México con el combate a la inflación, ha contribuido a la estabilidad de la economía, pero también al bienestar de los mexicanos.

Por ello, en su 20 aniversario, hoy refrendé el compromiso del Gobierno de la República por respetar y respaldar la autonomía y el mandato único de Banxico.

Mi reconocimiento a todos los integrantes del Banco Central, por su profesionalismo y eficaz labor, que han sido fundamentales para tener una economía más sólida, confiable y prometedora.

Gracias a la solidez de nuestras finanzas públicas y a la destacable labor de Banxico, hoy el país está listo para detonar un mayor crecimiento económico.