Por Enrique Peña Nieto

En el Gobierno de la República, nuestra prioridad sigue siendo garantizar la atención a la población y recuperar la normalidad en Baja California Sur, luego de las lluvias extremas causadas por el huracán “Odile”.

Por esta razón, por tercera ocasión visité este estado para coordinar las labores del Gobierno de la República ante esta contingencia y a conocer los avances.

Hasta ahora, hemos trabajado en cinco frentes: establecimiento del orden y la seguridad en el estado; apoyo para que los turistas regresen a sus lugares de origen; restablecimiento de servicios públicos; reactivación de la economía, y garantía de refugio, alimento y servicios de salud a la población afectada.

Estoy seguro de que Baja California Sur saldrá adelante y que pronto todos sus habitantes podrán retomar sus actividades con normalidad. No están solos. El Gobierno de la República y todo México seguiremos sumando esfuerzos en respaldo de su gente.