Por Enrique Peña Nieto

Para lograr un México más comunicado, unido e integrado, el Gobierno de la República invierte con decisión en obras de infraestructura. Las autopistas, carreteras y caminos rurales, conectan a productores con mercados y consumidores; acercan a las familias; y facilitan el acceso de todos los mexicanos a la salud, educación y oportunidades laborales.

Por ello, hoy inauguré en Morelos la autopista Amecameca-Cuautla, parte integral de la autopista Chalco-Cuautla, que une esta entidad con el Estado de México: 24 kilómetros de autopista, de 4 carriles, con una inversión de 1,630 MDP.

Con esta obra, no sólo aumentará la seguridad vial de los casi 12 mil usuarios que circulan diariamente por la zona, sino que también reducirá tiempos de recorrido en 1 hora así como los costos de transporte para productores y distribuidores; disminuirá la contaminación; impulsará el desarrollo industrial, agropecuario y turístico del sureste del Estado de México y noreste de Morelos; y beneficiará a aproximadamente 1 millón 170 mil personas.

Invertir en infraestructura, es invertir en un mejor futuro, es invertir en una mayor calidad de vida para las familias mexicanas. Desde el Gobierno de la República seguiremos impulsando las inversiones que contribuyan al crecimiento acelerado, sostenido y sustentable de nuestra economía. Con mejor infraestructura y con más inversión, nuestro país logrará crecer a su verdadero potencial.