El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, participó en el Panel Número 10: Rediseñando el Comercio, de la Cumbre de CEO’s que se realiza aquí, en el marco de la Reunión de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Comercio exterior

La apertura comercial de México comenzó hace justo 30 años, con el ingreso al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en 1986. Desde entonces, se continuó el proceso de apertura sin interrupción.

México tiene 12 TLC’s con 46 países, 32 acuerdos de promoción y protección recíproca de inversiones, así como 6 acuerdos de complementación económica y 3 acuerdos de alcance parcial.

Los beneficios de esta apertura comercial son evidentes, México es actualmente el 1° exportador de América Latina y la 15°potencia exportadora mundial.

“NAFTA ha sido, sin duda, uno de los instrumentos muy importantes. México es un socio estratégico para los Estados Unidos, como lo es Estados Unidos para México”

Ambas naciones tienen un importante intercambio comercial, que se acredita en el millón de dólares que se comercian cada minuto entre México y los Estados Unidos. 

De cada dólar que México exporta, 40 centavos son de insumos de Norteamérica y esto significa que, en ambas partes, en ambos países, hay detrás de ello la generación de empleos.

“La óptica que México tiene sobre NAFTA es que, al final de cuentas, tanto México como Estados Unidos y Canadá somos una región de Norteamérica que se ha venido consolidando como un nodo logístico importante en el mundo, que tiene el gran potencial de convertirse en una de las regiones más competitivas y productivas del mundo también”: EPN

Acciones para la integración económica 

  • Rediseñar el sistema para democratizar los beneficios del libre comercio. El desafío fundamental consiste entonces en hacer el comercio más incluyente, más empresas, más sectores y más regiones.

Para transitar hacia un modelo de integración económica incluyente, los países tendrán que desempeñar dos tareas:

1. Diseñar acuerdos plurilaterales y multilaterales de comercio que incorporen temas que pueden hacer al comercio más incluyente.

En el plano plurilateral, acuerdos como el TPP y la Alianza del Pacífico que incluyen disciplinas en materia de Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), conectividad, comercio electrónico y creación de capacidades.

En el ámbito multilateral, es fundamental apoyar a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para que continúe siendo el foro que beneficie a los países menos adelantados, avanzando en temas como eliminación de subsidios agrícolas y programas para ayudarles a comerciar en igualdad de condiciones con los países más desarrollados.

2. Que cada una de las economías adecúen su marco institucional para potenciar los beneficios del libre comercio, ya que, por sí mismo, éste no es suficiente para atender las necesidades de nuestras poblaciones.

México ha hecho especial énfasis en continuar asegurando un entorno económico estable; con finanzas públicas sanas; autonomía en la política monetaria; flexibilidad del tipo de cambio; así como un sistema bancario robusto.

Lo anterior se complementa con el establecimiento de Zonas Económicas Especiales para lograr un desarrollo regional equilibrado.

“Creemos en la apertura, creemos en la integración, creemos en la globalización como un vehículo, repito, que debe deparar desarrollo, oportunidad, crecimiento y la construcción de historias de éxito.

México, quiero ser claro y enfático, seguirá siendo un ferviente creyente, realmente, de la apertura. Para México ha significado un cambio en el paradigma y en el desarrollo de nuestro país en los últimos 30 años”: EPN