El 23 de agosto de 1965 por decreto Presidencial, fue creado el Instituto Mexicano del Petróleo IMP.

Dicho decreto se emitió como consecuencia de la transformación industrial del país y de la necesidad de incrementar la tecnología relacionada con el desarrollo de las industrias petrolera, petroquímica básica, petroquímica derivada y química.

En el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 26 de agosto de 1965, se establecen como objetivos del IMP:

La investigación científica básica y aplicada
El desarrollo de disciplinas de investigación básica y aplicada
La formación de investigadores
La difusión de los desarrollos científicos y su aplicación en la técnica petrolera
La capacitación de personal obrero que pueda desempeñar labores en el nivel subprofesional, dentro de las industrias petrolera, petroquímica básica, petroquímica derivada y química. A más de cuatro décadas, el IMP sigue cumpliendo con los objetivos que le dieron vida.

El IMP nació por iniciativa del entonces director general de Pemex, Jesús Reyes Heroles, quien reconoció que la planeación y el desarrollo de la industria petrolera deberían ser congruentes con las necesidades de una economía mixta. Consideró necesario fomentar la investigación petrolera y formar recursos humanos que impulsaran el desarrollo de tecnología propia.

Desde 1965, el Instituto Mexicano del Petróleo ha contribuido al desarrollo del país, mediante la formación de recursos humanos y la creación de tecnología propia.

Su primer director fue Javier Barros Sierra, quién definió las ramas de actividad de este centro: la investigación en geología, geofísica, ingeniería petrolera, transporte, distribución de hidrocarburos, economía petrolera, química, refinación, petroquímica, diseño de equipo mecánico, electrónico, maquinaria y electrónica aplicada.

Fuente: IMP