El 21 de junio de 1867 la capital de la República fue entregada a las fuerzas liberales comandadas por el general Porfirio Díaz.

El presidente Benito Juárez llegó al Castillo de Chapultepec el 13 de julio; dos días más tarde hizo su entrada triunfal atravesando las calles de la Ciudad de México entre las aclamaciones del pueblo ahí reunido.

Desde el balcón de Palacio Nacional, pasó revista a las tropas republicanas; concluía un episodio para el pueblo mexicano.

Juárez emitió un manifiesto en donde sostuvo: "Hemos alcanzado el mayor bien que podíamos desear, viendo consumada por segunda vez la independencia de nuestra Patria. Cooperemos todos para poder legarla a nuestros hijos en camino de prosperidad, amando y sosteniendo siempre nuestra independencia y nuestra libertad".

Fuente: Inehrm.gob.mx