El 1 de marzo de 1854 se efectuó la Proclamación del Plan de Ayutla. Se denomina así por haberse realizado en la población de Ayutla de los Libres, Guerrero.

Fue redactado en la Hacienda "La Providencia", por los Generales Alvarez e Ignacio Comonfort, así como por Trinidad Gómez, Diego Alvarez, Tomás Moreno y Rafael Benavides. El Plan declaraba la destitución del General Antonio López de Santa Anna como Comandante del Ejército y titular del Poder Ejecutivo, así como de los funcionarios que hubiesen desmerecido la confianza del pueblo.

Se adhirieron a este Plan la mayor parte de las poblaciones del sur del País, principalmente del estado de Guerrero, siendo secundados poco después por los de Michoacán. Al ser adoptado el Plan, el general en jefe convocó un representante por cada Estado y Territorio, quienes elegirían Presidente Interino.

El triunfo del Plan de Ayutla dio lugar al Congreso Constituyente de 1856, del que emanaría la Carta Magna de 1857.