En 1937 tras una serie de eventos que deterioraron la relación entre trabajadores y empresas estalló una huelga en contra de las compañías petroleras extranjeras que operaban en México, la Junta de Conciliación y Arbitraje falla a favor de los trabajadores, pero las compañías promueven un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En 1938 al negar el amparo a las compañías extranjeras, la Suprema Corte de Justicia ratifica el laudo emitido por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje a favor de los trabajadores.

Tras la negativa de aquéllas para cumplir el mandato judicial, la tarde del 18 de marzo, el Presidente Lázaro Cárdenas del Río decreta la expropiación de los bienes muebles e inmuebles de 17 compañías petroleras a favor de la Nación.

El 7 de junio de 1938 se crea la empresa Petróleos Mexicanos.

Fuente: PEMEX