Nuestra Constitución es la ley fundamental del país y en ella se establece su organización política y social, y están definidos los derechos, libertades y deberes que tenemos como mexicanos, además de los derechos y obligaciones que corresponden a los Poderes de la Unión y a los estados que integran la Federación.

El 5 de febrero de 1917 se promulgó la Constitución Política que actualmente nos rige, fue proclamada por Venustiano Carranza y entró en vigor el primero de mayo del mismo año; esta nueva Constitución se inspiraba en ideales de libertad individual y democracia política.

De esta manera, México quedó instituido como una República democrática y federal y se garantizaron los derechos básicos de los ciudadanos como lo es el derecho al voto, la igualdad ante la ley y el derecho de amparo contra abusos de autoridad.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce las libertades ciudadanas, los derechos sociales y da pleno dominio a la Nación sobre el subsuelo y sus recursos naturales.