Fuente: CONUEE

Ahorrar energía en tu casa reduce el costo en tu consumo de luz y gas, además de que preservas los recursos naturales de nuestro planeta.

Ahorrar energía no significa dejar de utilizar los electrodomésticos, ni estar en penumbras, ni apagar el aire acondicionado si el clima es extremo; ahorrar energía significa hacer uso racional de los mismos.

Consejos para ahorrar energía:

  • Apaga la televisión, la computadora y otros aparatos que no estés utilizando; usa los modos de ahorro o "dormido" para que se apaguen las pantallas.
  • Si vas a salir de vacaciones desconecta los aparatos eléctricos que utilizan energía en espera o "vampiritos".
  • Cuando tengas prendido el aire acondicionado, procura tener cerradas las ventanas.
  • Al tener prendido el aire acondicionado cierra las cortinas o persianas para evitar que entre calor por la luz del sol.
  • En esta temporada de calor utiliza aislamiento térmico en tu casa para mantener el calor afuera.
  • Cambia tus focos por lámparas ahorradoras, ahorran hasta un 75% de la energía utilizada para iluminar.
  • Apaga las luces que no estés utilizando.