Por Enrique Peña Nieto

Hoy tuve el enorme gusto de regresar a Nuevo León, para entregar credenciales a beneficiarios del Programa Pensión para Adultos Mayores.

El gran objetivo de la política social del Gobierno de la República, es lograr que todos los mexicanos gocen en su vida cotidiana de los derechos que les reconoce la Constitución.

Desde el 1º de diciembre de 2012, el apoyo a los Adultos Mayores ocupa un lugar prioritario en la agenda del Gobierno de la República. Mi Sexta Decisión Presidencial, cuando tomé posesión, fue modificar y ampliar el entonces Programa 70 y Más, para que todos los mexicanos mayores de 65 años pudieran recibir una pensión.

Con un presupuesto de 26 mil millones de pesos, esta iniciativa apoya a 4.6 millones de mexicanos en este rango de edad. Este dato refleja, que en tan sólo 6 meses, el Programa logró incorporar a 1.6 millones de Adultos Mayores, lo que representa un crecimiento de más de 50% respecto al inicio de la administración.

Estamos dando pasos firmes para proteger a quienes más lo necesitan, especialmente a quienes han entregado toda una vida de esfuerzo y trabajo en favor de su país. La meta ahora, es seguir trabajando para atender a los 5.6 millones de personas, con 65 años o más, que se encuentran fuera de otros esquemas institucionales de seguridad social y pensiones.

La transformación de México hacia un país más incluyente, exige que seamos capaces de ser solidarios con los Adultos Mayores y con las Madres Jefas de Familia.