• Coordinación interinstitucional de las dependencias.
  • Continuar con los sistemas de alerta temprana ante nuevos fenómenos climatológicos.
  • Concluir el recuento y la valuación de los daños, para integrar el Plan Maestro de Reconstrucción.
  • Actualización e integración del Atlas Nacional de Riesgos, así como apoyar a las autoridades locales y municipales.
  • Agilizar la liberación de los recursos del FONDEN (en coordinación con la SHCP), y establecer un sistema de denuncia para reportar anomalías.