• Estrategia para acelerar la construcción de vivienda popular, para quienes perdieron su hogar.
  • Concretar los convenios de desarrollo urbano con las ciudades más importantes del país.
  • Notificar a los gobiernos estatales y municipales, las áreas inundables y de riesgo, para evitar y corregir asentamientos en estas zonas.
  • Integrar, antes de 2014, las Zonas de Riesgo No Susceptibles de Asentamientos Humanos, al Registro Nacional de Reservas, en el Registro Único de Vivienda.
  • El Gobierno no otorgará financiamientos a desarrollos que no cumplan con la calificación de tierra apta y segura.
  • Inclusión en el Programa de Vivienda 2014 de los polígonos para reubicar a quienes sufrieron daños en zonas de riesgo.
  • Los programas de subsidio a la vivienda 2014, deberán contemplar presupuestos específicos para impulsar la autoconstrucción.
  • Promover la reubicación de vivienda de zonas de riesgo hacia zonas más seguras.