• Apoyar a los productores afectados, particularmente a través del Programa de Prevención y Manejo de Riesgos.
  • Instrumentar una estrategia de abasto de alimentos.
  • Acciones para aprovechar el agua recolectada para el campo.