Por Enrique Peña Nieto

El fútbol es una pasión que une y mueve a millones de mexicanos. En las buenas o en las malas, los aficionados “se la juegan” con su equipo hasta el último minuto.

Como mexicano y como Presidente, yo me la juego con nuestra Selección Nacional.

Estoy seguro de que, no obstante la dificultad del momento, nuestros jugadores pondrán en alto el nombre del país. Tengamos confianza en ellos y sigamos respaldándoles en cada partido.

Como todos los mexicanos, quiero ver nuevamente a ese equipo decidido, seguro de sí mismo, dispuesto a conquistar el triunfo en la cancha; como lo hizo la Selección Nacional, al llevarse la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Mis mejores deseos para nuestra Selección Nacional, en los partidos que tiene por delante.