Por Enrique Peña Nieto 

Esta noche tuve el honor de inaugurar los trabajos de la 76 Convención Nacional Bancaria en Acapulco, Guerrero; reunión que permite redefinir las oportunidades de crecimiento de México.

Nuestro país tiene finanzas públicas sanas; un manejable nivel de endeudamiento; un presupuesto con cero déficit fiscal; una política monetaria autónoma orientada a mantener una baja inflación; reservas internacionales adecuadas, así como un tipo de cambio flexible.

Pero el gran reto de nuestra banca es prestar más para acelerar el crecimiento, en beneficio de los hogares y de las pequeñas y medianas empresasEl crédito es un insumo estratégico para elevar nuestra productividad y crecer más como país.

En próximos días habré de presentar la Reforma Financiera, una reforma que apoyará la inclusión financiera y favorecerá la democratización de la productividad al ampliar el acceso al crédito para sectores vitales, como las PyMES.

México está decidido a crecer más y a hacerlo de manera sostenida; estoy seguro que la banca estará a la altura del reto y cumplirá con el papel que debe desempeñar a favor de nuestro país.