Este 7 de junio, Petróleos Mexicanos (Pemex) celebra su 76 Aniversario, más de siete décadas de retos e importantes logros. Ahora, Pemex, se enfrenta al cambio más trascendental de la industria energética del país.

La Reforma Energética plantea para Pemex un profundo cambio, ya que deberá convertirse en un lapso de dos años en Empresa Productiva del Estado, esto quiere decir que seguirá siendo propiedad de los mexicanos, con un régimen de gobierno corporativo y reglas de operación similares a las de cualquier empresa.

Por esta razón, Petróleos Mexicanos se está tranformando a pasos acelerados con la finalidad de ser más eficientes, más competitivos y más transparentes. Su tarea es aprovechar al máximo nuestras facultades para alcanzar el liderazgo en una industria global como es la petrolera.

Para afrontar con éxito estos nuevos desafíos, Pemex cuenta con el apoyo de su mayor riqueza: sus trabajadores. Con su talento, dedicación y compromiso son elementos fundamentales de esta etapa de cambios que vive Pemex. La Reforma Energética garantiza el respeto íntegro a sus derechos laborales.

Tenemos muchas razones para confiar en que Petróleos Mexicanos, con el respaldo de su gente, continuará siendo motor del crecimiento económico de México.