Por Enrique Peña Nieto

El 18 de marzo de 1938, el Presidente Lázaro Cárdenas tomó una decisión valiente y visionaria, que permitió a México aprovechar sus hidrocarburos.

Al igual que hace 76 años, en México se han vuelto a tomar decisiones importantes en materia energética.

Que no haya duda: con la Reforma Energética, el Estado Mexicano es y seguirá siendo el único dueño de las reservas petroleras, de la renta petrolera y de Petróleos Mexicanos.

Con la Reforma Energética, México tendrá más gas, más petróleo y más electricidad. Todo esto reducirá el costo de producir energía, lo que permitirá a las familias mexicanas pagar menos por la luz y el gas que consumen en su hogar.

Pero lo más importante es que la reforma permitirá que México crezca más rápido, generando empleos para cientos de miles de mexicanos.

En este día simbólico, felicito a todos los trabajadores de Pemex, que son el alma, el músculo y el corazón de nuestra gran empresa nacional. Mi gratitud y reconocimiento, porque todos los días dan su mayor esfuerzo, en favor de México.

Con la #ReformaEnergética, el Estado mexicano es y seguirá siendo el único dueño de las reservas, de la renta petrolera y de @Pemex.

— Enrique Peña Nieto (@EPN) marzo 19, 2014