Por: Enrique Peña Nieto

Las obras de comunicaciones promueven la integración de personas, regiones y mercados; estimulan la competitividad y generan empleos.

Por eso, el Gobierno de la República está dando un decidido impulso a la construcción, modernización y conservación de la red carretera que requiere el país para su desarrollo.

Muestra de ello, es la conclusión de la Autopista Rioverde-Ciudad Valles, que inició hace más de cinco años, pero que nos tocó concluir y consolidar durante esta administración y que hoy entregamos.

Como parte de las obras de este Corredor, este día también entregamos la modernización de la carretera federal Ciudad Valles-Tampico, en su Tramo Tamuín-Ébano.

Como Presidente de la República, estoy convencido de que para mover a México, es necesario desarrollar infraestructura a lo largo y ancho del territorio nacional.

Invertir en infraestructura, es invertir en un mejor futuro y en una mayor calidad de vida para las familias mexicanas. Trabajando juntos, podremos alcanzar un México Próspero.