Por Enrique Peña Nieto

Agradezco a Chatham House, sede del Real Instituto de Asuntos Internacionales, por la invitación para ofrecer una conferencia sobre la situación actual y las expectativas del futuro de México.

En este prestigiado centro de pensamiento dedicado al estudio de la política y economía internacionales, expuse que México es un país que crece a dos velocidades: hay un país de progreso y desarrollo, pero hay otro también que vive en el atraso.

Por ello, ratifiqué mi compromiso de ejercer un Gobierno audaz, que busca liberar a México de las principales ataduras que le han impedido desplegar su potencial, y de conducir el esfuerzo colectivo para llevar a México al lugar que se merece.

Planteé las 5 grandes metas nacionales de mi administración: alcanzar un México en Paz, un México Incluyente, con Educación de Calidad, Próspero y hacer de México un Actor con Responsabilidad Global. 5 metas que son, en conjunto, un propósito común que nos une por encima de cualquier diferencia política o partidista.

Porque la pluralidad y las legítimas diferencias ideológicas, lejos de ser un obstáculo, han servido para impulsar los cambios que demandan los mexicanos. En los siguientes meses, los integrantes del Pacto por México hemos acordado concretar otras transformaciones que aún están pendientes: la Reforma Energética, la Reforma Hacendaria y la Reforma Política.

Cuando decimos que éste es el momento de México, es porque hoy tenemos, y estamos aprovechando al máximo, la oportunidad histórica de emprender una profunda transformación nacional que detone el desarrollo integral de nuestro país en las próximas décadas. Las circunstancias están dadas para mover y transformar a México.