Por: Enrique Peña Nieto

Todo cambio profundo es resultado de creer en lo que hacemos; de confiar en lo que somos y, sobre todo, en lo que podemos ser.

Las reformas transformadoras que logramos este 2013 son producto de un trabajo en equipo que aprovechó, en todo momento, nuestra valiosa pluralidad.

En esta época de agradecer, compartir y celebrar con la familia y los amigos, también es momento de unirnos en propósitos comunes para que nuestro país continúe por la ruta de la transformación y la eficacia.

Como Presidente de la República, deseo que estas fiestas nos permitan renovar nuestro compromiso con la paz, la justicia, la prosperidad, el respeto y orgullo de nuestra casa común, ésta, que es México.

Deseo mucho éxito y felicidad a todas las familias mexicanas, con la certeza de que, a través de los cambios y transformaciones que se han logrado, 2014 será de mayor prosperidad y desarrollo en beneficio de todos los mexicanos.

¡Muchas felicidades!