Hoy, en la 48 Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO, expresé mi amplio reconocimiento a  la determinación de los grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados, de acelerar la creación del Sistema Nacional Anticorrupción; una decisión que reafirma la voluntad de cambio y que permitirá fortalecer la integridad en el servicio público.

Además, coincidimos en que los mexicanos también están exigiendo de sus autoridades, mayores condiciones de seguridad y de justicia. Por ello, el Gobierno de la República ha mantenido un combate eficaz y decidido contra el crimen organizado, así como los gobiernos locales que han enfrentado con decisión a los delincuentes.

Expresé también que como titulares de los poderes ejecutivos, tenemos el deber de cumplir con la ley electoral y asegurar que en nuestras administraciones se haga lo propio. Entre todos, tenemos que trabajar para que la elección de 2015 se lleve a cabo con plena normalidad democrática y en todo el territorio nacional.

Con esta variedad de temas, sin duda la CONAGO es ejemplo de la unidad y fortaleza de nuestra Federación; de la civilidad y madurez política de nuestra democracia. Hago votos para que continuemos promoviendo el diálogo franco y abierto, construyendo así soluciones conjuntas a partir de nuestra fortaleza institucional.