Para modernizar y reposicionar el sector turístico de México a nivel global, el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, establece 4 estrategias:

  • PRIMERA. Ordenamiento y Transformación Sectorial: Los retos del siglo XXI exigen un nuevo modelo de turismo. Reclaman un Estado proactivo, moderno y con capacidad rectora, que articule los esfuerzos de todos los actores que participan en su cadena de valor.
  • SEGUNDA. Innovación y Competitividad: De la mano de autoridades estatales y universidades, el Gobierno de la República está construyendo 44 diagnósticos específicos, que darán sustento a una Agenda de Competitividad para cada uno de los principales destinos.
  • TERCERA. Fomento de la Inversión y Promoción: El Estado es un aliado del esfuerzo de los empresarios y emprendedores, para concretar sus proyectos e iniciativas turísticas
  • CUARTA. Sustentabilidad y Beneficio Social. Manejo responsable de los recursos hídricos, el aumento de la cobertura y calidad de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento porque el valor ambiental del país es parte del activo turístico de México.

Los objetivos: atraer más visitantes, mejorar la imagen del país y, lo más importante, generar ingresos y oportunidades de superación para los mexicanos.