El Presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer diez medidas para fortalecer las capacidades institucionales en materia de seguridad pública, así como de procuración y administración de justicia; una de ellas se enfoca en llevar a cabo acciones para fortalecer y poner al día los instrumentos para proteger los Derechos Humanos.

Estas acciones son:

  • Facultar al Congreso para expedir las leyes generales, en materia de tortura y desaparición forzada.
  • Fortalecer los protocolos y procedimientos, para que en casos de tortura, desaparición forzada y ejecución extrajudicial, las investigaciones sean oportunas, exhaustivas e imparciales.
  • Establecer indicadores adicionales en materia de Derechos Humanos, en coordinación con la CNDH y Organizaciones de la Sociedad Civil.
  • Crear un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas No Localizadas, así como un Sistema Nacional de Información Genética.
  • Publicar el Reglamento de la Ley General de Víctimas y poner en operación el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, así como el Registro Nacional de Víctimas.
  • Integrar el Consejo Consultivo para la Implementación de la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos.

El Gobierno de la República trabaja para que el respeto y la protección de los Derechos Humanos sean prácticas permanentes del Estado Mexicano.