Fuente: SEDESOL

En 2014 la Cruzada Nacional Contra el Hambre ejercerá un presupuesto de 200 mil millones de pesos a través de un fondo recurrente de 70 programas federales, con el fin de seguir impulsando acciones encaminadas a superar la pobreza extrema alimentaria en México.

De este total, la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) aportaría 80 mil millones de pesos, para disminuir las brechas de desigualdad y las condiciones de pobreza de más de 52 millones de mexicanos y de pobreza extrema de 10 millones de mexicanos.

Además, como parte de la política social de nueva generación se modificó la Ley de Coordinación Fiscal, para evitar la discrecionalidad y transparentar el manejo de los recursos que se entregan a los municipios para la superación de la pobreza.

Cada peso invertido por el municipio, el estado y la Federación, deberá transformar realmente la calidad de vida y el entorno de los mexicanos en condiciones de pobreza, al tiempo de incidir en los indicadores del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).