Por Enrique Peña Nieto

El Instituto Mexicano del Seguro Social es pilar de protección y bienestar para las familias; y un factor de prosperidad y desarrollo para toda la Nación. A través de sus múltiples servicios y seguros, cuida la salud, la calidad de vida y el ingreso de más de 59 millones de derechohabientes.

En un día habitual, el Seguro Social realiza 700 mil análisis clínicos, 500 mil consultas, 50 mil servicios de urgencia, 4 mil cirugías y atiende mil 200 partos. De ese tamaño es su contribución a la salud pública del país.

Por ello, expreso mi más amplio reconocimiento a sus 428 mil trabajadores: a sus médicos y enfermeras; a sus especialistas e investigadores; y a todo su personal de apoyo y administrativo. Gracias a su entrega, vocación de servicio y profesionalismo, el Seguro Social es una de las instituciones más estimadas y valoradas por los mexicanos.

Precisamente hoy, en la Asamblea General del IMSS, ratifiqué el firme compromiso del Gobierno de la República con el fortalecimiento y la modernización del Seguro Social. Reafirmando su carácter público, tripartita y solidario, estamos comprometidos con el mejoramiento de sus finanzas, y ─sobre todo─ con la calidad de los servicios que ofrece.

Hacia adelante, seguiremos creando las condiciones para que más jóvenes y mujeres obtengan un empleo bien remunerado, y para que el Instituto Mexicano del Seguro Social continúe siendo baluarte de la protección de la salud y la calidad de vida de los mexicanos.