Primer Decreto

El 17 de enero de 2017, el Ejecutivo Federal firmó un Decreto Presidencial para renovar el estímulo fiscal que permite la deducción inmediata de las inversiones que realicen las micro y pequeñas empresas del país, con una tasa de descuento de 3%, como la prevaleciente en 2016, para las inversiones realizadas en 2017, y de 6% para las inversiones que realicen dichas empresas en 2018.

Este estímulo de vigencia temporal, constituye un tratamiento tributario favorable a la inversión realizada por las empresas más pequeñas del país, aquéllas con ingresos de hasta 100 millones de pesos al año, que son las que se encuentran más expuestas a fluctuaciones en los mercados financieros.

- A partir de febrero de 2017, las pequeñas y medianas empresas (97% de los negocios del país) podrán acceder a un esquema opcional simplificado de cumplimiento fiscal, en el que la carga administrativa asociada al pago de impuestos se reducirá significativamente.

- Los participantes en este esquema tendrán acceso a una aplicación electrónica desarrollada por el SAT, que permitirá el cálculo y pago de impuestos, además de auxiliar a los negocios más pequeños del país en sus tareas de administración.

A partir de la publicación de este Decreto, los negocios más pequeños tendrán mayores incentivos a invertir, producir más y expandirse, con lo que se generarán más oportunidades de trabajo para los mexicanos.

Segundo Decreto

El 17 de enero de 2017, el Ejecutivo Federal firmó un Decreto Presidencial que establece el Programa Temporal de Repatriación de Capitales, mediante el cual las personas físicas y morales podrán retornar al país los recursos mantenidos en el extranjero, pagando una tasa reducida del ISR de 8% sobre el saldo de los recursos repatriados, sin multas ni recargos.

- El objetivo es fomentar la inversión productiva en la economía mexicana. Para ello se establece el requisito de que los recursos repatriados permanezcan invertidos al menos dos años en bienes de activo fijo, terrenos y construcciones, proyectos de investigación y desarrollo de tecnología, pago de pasivos a partes independientes, o inversiones en instituciones financieras en México.

- El programa estará vigente durante los seis meses posteriores a la publicación del Decreto.

Ver: Anexo del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar.