Al participar en el II Foro Nacional de Valores, el Subprocurador Especializado en Investigación de Delitos Federales de la PGR, dijo que desde las instituciones se trabaja por contener y erradicar estas conductas antisociales.

México tiene una realidad innegable de violencia de género, el bullying e incluso el mobbing (acoso y violencia laboral), problemas que sociedad y gobierno debemos erradicar unidos, afirmó el Subprocurador Especializado en Investigación de Delitos Federales de la PGR (SEIDF), Cleominio Zoreda Novelo.

Al participar en el II Foro Nacional de Valores, realizado en Senado de la República, señaló que ante este tipo de problemas, el Estado ha creado una serie de instituciones para contener conductas antisociales, para proteger y atender a las víctimas, pero sobre todo, para establecer un orden y una normalidad de convivencia.

Hoy, tanto las instituciones políticas como las sociales, desde el núcleo básico que es la familia enfrentan el desafío de tomar decisiones para volver a vivir en paz y armonía.

El Subprocurador Zoreda Novelo, explicó que actualmente existe una influencia en todos los medios de comunicación, la televisión, el internet, los videojuegos y la música, hay un bombardeo de información a la que toda la sociedad está expuesta y la violencia que se genera desde los hogares es cada vez más visible y replicada sobre todo en las escuelas.

Es una realidad y ante ella, hay que trabajar de manera sistemática, incluyente y plural, unirnos hombro con hombro para modificarla y responder con cambios sustantivos para vivir una transformación social en todo el país.

La SEIDF, comentó Cleominio Zoreda, se suma al esfuerzo que en materia de prevención se lleva a cabo todo el Gobierno de la República. "Tenemos como consigna lograr hacer que no haya víctimas".

Para ello, se profesionaliza a los agentes del Ministerio Público Federal con nuevas herramientas, capacitación con enfoque y visión de proteger a las víctimas, de investigar para enviar a la instancia judicial los elementos de culpabilidad y, así, ejercer la verdadera acción de justicia.

Se trabajan en esa parte, sin embargo, continuó, es tarea de todos la prevención. Prevenir antes que lamentar, implica educar, orientar en nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestra comunidad sobre qué es un delito, respecto de cómo actuar para evitar los espacios y oportunidades de abuso y violencia.

Finalmente, refirió que hay muchas instancias y mecanismos para denunciar, también hay miedo y desconfianza para hacerlo, pero es cuestión de tiempo y acción conjunta de instituciones gubernamentales y partidos políticos dar pasos en materia de difusión, educación y fomento a la cultura de la legalidad.