La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su delegación en Puebla, aportó los elementos suficientes de prueba, por lo que el juez dictó sentencias condenatorias por el delito de portación de arma de fuego sin licencia, contra tres personas, en procesos distintos. 

En una causa penal del Juzgado Segundo de Distrito en Puebla, fue sentenciada una persona a dos años de prisión y multa de dos mil 954 pesos. Elementos de la policía municipal de Tepeaca, al realizar un recorrido de seguridad y vigilancia sobre la calle que va al centro del poblado de San Nicolás Soyapetlayoac, le sorprendieron en posesión de un revólver calibre .38 especial, abastecido con un cartucho útil del mismo calibre. 

Por otra parte, dentro de una causa penal, radicada en el Juzgado Séptimo de Distrito en Puebla, una mujer fue sentenciada a dos años, seis meses y 15 días de prisión, así como al pago de cuatro mil 173 pesos con 84 centavos, equivalente. 

La ahora sentenciada fue detenida por elementos de la policía ministerial del estado, quienes investigaban la desaparición de su esposo y la sorprendieron cuando se disponía a esconder una escopeta calibre 16, marca Chamber, abastecida con un cartucho útil del mismo calibre, con la que mató a su cónyuge. 

Finalmente, un hombre fue encontrado penalmente responsable y el juez Sexto de Distrito en Puebla le impuso una pena de tres años de prisión y multa dos mil 954 pesos. 

Elementos de la Policía Estatal Preventiva, al realizar un recorrido de vigilancia, sobre el kilómetro 160, de la carretera federal a Izúcar de Matamoros, escucharon una detonación de arma de fuego que provenía del cerro, por lo que se dirigieron al predio conocido como "La Cantera", de la inspectoría de Amatitlanes, donde encontraron al ahora sentenciado, con una escopeta, calibre 20 Gauge, abastecida con 15 cartuchos útiles del mismo calibre.