La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Puebla, realizó el Primer Diálogo de Retroalimentación con los Operadores del Sistema de Justicia Penal Acusatorio. 

El evento tuvo como objetivo fortalecer los vínculos de comunicación entre los actores del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, extender la capacitación continua del personal de la Delegación de la Procuraduría General de la República en Puebla y coadyuvar en la capacitación de los coparticipes externos, así como hacer una evaluación de las determinaciones inmediatas y del desarrollo de las carpetas de investigación, fueron los acuerdos que se tomaron. 

El evento se llevó a cabo en las instalaciones del CONALEP PUEBLA II, con la participación de los operadores del sistema: Fiscales en Jefe, agentes del Ministerio Público Investigadores, Peritos, agentes del Ministerio Público Orientadores y un Facilitador, además de Expertos Académicos, Capacitadores y Expertos Operadores. 

La PGR llevó a cabo este ejercicio institucional, con la finalidad de iniciar un proceso de diálogo con todo el personal involucrado en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, en el marco de los principios de la operación y modelo delegacional, además de iniciar un proceso de mejora continua del trabajo que se está realizando; esto, mediante la contextualización de la problemática y establecimiento de mecanismos de coordinación interna. 

Durante los trabajos se intercambiaron experiencias, posturas, enfoques y concepciones de la operación en sus diferentes etapas; se analizaron los puntos de vista de todos los actores, desde su ámbito de competencia y se construyeron criterios de acción para cada rol, como resultado del análisis de casos específicos, que sentaran las bases para el fortalecimiento del trabajo jurídico que se realiza en la delegación, en pro de cumplir con la demanda ciudadana de seguridad y justicia. 

El espacio de participación e intercambio de información, en el que se expusieron las fortalezas y debilidades observadas, a través de la experiencia que se ha adquirido desde la puesta en marcha de este nuevo Sistema de Justicia Penal, constituye un ejercicio trascendental, acorde a las necesidades y requerimientos que impone la nueva realidad que impera en México.