La Procuraduría General de la República, obtuvo de los Jueces Noveno y Décimo Primero de Distrito de Procesos Penales Federales, sentencia condenatoria de cinco años de prisión y cien días de multa, equivalentes a seis mil 476 pesos, en contra de dos personas por delitos contra la salud y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.


La Delegación de la PGR en el Distrito Federal informó que Héctor Uziel Arcos Olvera, es responsable de los delitos Contra la Salud en su modalidad de narcomenudeo con fines de comercialización del estupefaciente denominado Clorhidrato de Cocaína, así como del delito de Posesión de arma de fuego y cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea. Fue detenido el 21 de agosto del año 2013, durante una diligencia de cateo en la colonia Ejército de Oriente de la delegación Iztapalapa.


En dicho domicilio le aseguraron 163.2 gramos de cocaína, así como cuarenta y cinco cartuchos útiles calibre 45, un cargador calibre 9 mm., cuatro cartuchos .380 y sesenta y nueve cartuchos calibre 9mm. y un arma de fuego larga calibre 9 mm con su respectivo cargador.


También se le dictó sentencia condenatoria a Carlos Contreras Bustos, por su plena responsabilidad en el delito de Contra la Salud en la modalidad de narcomenudeo en la hipótesis de posesión con fines de comercio-venta del estupefaciente denominado metanfetamina.


Esta persona fue detenida el 25 de septiembre de 2013, por elementos de la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en calles de la colonia Centro de la delegación Cuauhtémoc, durante un operativo, cuando fue sorprendido en posesión de 308 pastillas psicotrópicas cuyo principio activo es metanfetamina.


En razón de los hechos, ambos sentenciados fueron puestos a disposición de los agentes del Ministerio Público de la Federación en turno en la Subdelegación Zona Oriente (COE-IZTAPALAPA) y Subdelegación Zona Centro (Camarones) quienes iniciaron las averiguaciones previas correspondientes.


Una vez realizadas las diligencias de ley, ejercitaron acción penal en contra de los hoy sentenciados, quienes fueron internados en el CEFERESO No. 11, en Hermosillo, Sonora, a disposición de los Jueces de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal en turno, con sede en el Reclusorio Sur y Oriente respectivamente, mismos que después de valorar los elementos de probanza, dictaron sentencia condenatoria a los procesados, quienes continuarán internados en el mencionado Centro de Reclusión, donde cumplirán su sanción.​