• El tráfico de drogas representa una amenaza latente a la seguridad de las naciones.

Con el propósito de intercambiar experiencias y buenas prácticas en materia de tendencias en el tráfico de drogas en la región Norte y Centroamericana, principalmente, en lo referente a la heroína, el Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, en representación de la Procuradora General de la República Arely Gómez González, inauguró el Taller para la Identificación de Objetivos Regionales. 

Durante dos días, representantes de Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Belice y Canadá, así como los representantes regionales de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), analizarán la situación que prevalece en la región, respecto del problema de las drogas, su comportamiento y las políticas nacionales para su atención integral.

Al respecto, Zerón de Lucio aseguró que el éxito de las políticas antidrogas, requiere de un sólido compromiso internacional, además de un enfoque balanceado, integral y de estrecha coordinación.

“El fenómeno de las drogas, insta a las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley, a buscar por medio de la cooperación y el intercambio de buenas prácticas, el enfrentar de manera sistemática a los grupos delictivos organizados, cada vez más complejos y versátiles, que no conocen fronteras nacionales”, expresó.

Desde la visión de cada uno de los países participantes, a través del intercambio de información de inteligencia, se identificarán a los grupos delincuenciales, su organización y los posibles líderes.

El Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos en México Donald Jacobson, reiteró que el gobierno norteamericano será el mejor aliado en este esfuerzo en la cooperación regional antidrogas.

“Este flagelo representa grandes retos para nuestras sociedades, en su conjunto, por lo que es necesario que esta realidad se cambie lo antes posible. Solo de manera coordinada podremos enfrentar todos los problemas ligados al narcotráfico, por ello ofrezco a ustedes y a sus gobiernos todo el apoyo que sea necesario para fortalecer y hacer más eficiente esta labor”, dijo.

Se trata de una política global para compartir información sobre las rutas del trasiego de estupefacientes, principalmente, la transportación de químicos precursores y el desmantelamiento de laboratorios clandestinos.

Paul Craine, Director Regional para Norte y Centroamérica de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), reiteró la necesidad de identificar y desarrollar planes y operaciones multilaterales que permitan desmantelar los blancos y las organizaciones de drogas más significativas y más importantes de la región.

“Nuestra región de Norte y Centroamérica enfrentan algunos de los temas más desafiantes de cualquier región en el mundo en relación con el tráfico de drogas ilícitas”, enfatizó. 

El Taller para la Identificación de Objetivos Regionales, busca proyectar un impacto generalizado en la región, en virtud de que el tráfico de drogas representa una amenaza latente a la seguridad de las naciones.

380 4.jpg

380 3.jpg

380 2.jpg

380 1.jpg