La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA); específicamente de su Delegación en el estado de Jalisco, incineró 31 plantíos de marihuana y dos secaderos en los municipios de Ameca, Etzatlán y en los límites con el Estado de Nayarit. 

Dicha acción fue realizada por parte de la BOM (Bases de Operaciones Mixtas) en las que participan la PGR, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Policía Federal y Fiscalía General del Estado; instancias que coordinadamente se trasladaron a los municipios en mención, donde detectaron los 31 plantíos y dos secaderos con 150 kilogramos de marihuana en greña los cuales tenían una superficie de 38 mil 050 metros cuadrados, sembrados con 155 mil 350 plantas del enervante. 

El Fiscal de la Federación, después de tomar muestras representativas de las plantas, ordenó su incineración y dio inicio a la averiguación previa correspondiente, por la comisión de un delito contra la salud contra quien o quienes resulten responsables.