2340-15-3jpg


La Procuraduría General de la República (PGR) incineró más de una tonelada y media de estupefacientes, así como la destrucción de instrumentos del delito, relacionadas a averiguaciones previas y a causas penales, que se encuentran bajo guarda y custodia del agente del Ministerio Público de la Federación, en la subsede de Cuauhtémoc, Chihuahua.

 

El monto de lo destruido fue de una tonelada 429 kilos 951 gramos 770 miligramos de marihuana, 12 kilos 191 gramos 170 miligramos de semilla de marihuana, 138 plantas de marihuana y ocho kilos 538 gramos 728 miligramos de cocaína.

 2340-15-2jpg

Además, siete kilos 500 gramos de semilla de amapola, 522 gramos 347 miligramos de metanfetamina, 28 unidades de psicotrópico, 179 gramos 400 miligramos de sustancia negativa y dos objetos de delito.

2340-15-1jpg 

La diligencia ministerial llevada a cabo por la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Chihuahua, dio cumplimiento al Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo establecido en el Código Federal de Procedimientos Penales.

 

La medida se efectúo en las instalaciones del Segundo Batallón de Infantería, en el municipio de Cuauhtémoc, en presencia de personal de la Institución y del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes verificaron la autenticidad y peso del narcótico. ​