La Procuraduría General de la República a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Tamaulipas, llevó a cabo la incineración de 22 toneladas 946 kilos 716 gramos 900 miligramos de marihuana, 205 gramos 300 miligramos de cocaína y 367 gramos 400 miligramos de sustancia negativa. 

El evento se realizó, bajo la supervisión del personal del Órgano interno de Control, del Agente del Ministerio Publico de la Federación, personal de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), así como personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), en el campo de tiro ubicado a la salida a San Fernando, en Reynosa, Tamaulipas. 

La droga incinerada es resultado de los aseguramientos realizados, en coordinación con los tres niveles de gobierno, en su lucha permanente contra el crimen organizado.