La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Yucatán, incineró más de 137 kilos de narcóticos relacionados con 12 averiguaciones previas y causas penales, por la comisión de delitos contra la salud, en sus diferentes modalidades. 

La diligencia ministerial dio cumplimiento al Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto en el Código Federal de Procedimientos Penales, el cual prevé la incineración de drogas aseguradas. 

El evento se llevó a cabo en las instalaciones de la Delegación Estatal, con sede en la ciudad de Mérida, en presencia del Órgano Interno de Control de la institución, quien supervisó que el proceso se llevara a cabo en términos de la normatividad de la materia aplicable. 

Lo incinerado incluyó 137 kilos 802 gramos de marihuana; 13 gramos 200 miligramos de cocaína; siete gramos 300 miligramos de metilenodioxianfetamina (MDA), así como 554 gramos 200 miligramos de sustancia negativa.