La Procuraduría General de la República informa, que derivado de la consignación de la averiguación previa que el Ministerio Público de la Federación adscrito a la SEIDO, realizó ante un Juez de Distrito en materia de procesos penales federales en el Estado de México, dicha autoridad jurisdiccional libró el día de hoy orden de aprehensión en contra de José Jesús Reyna García, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos contra la salud.

Lo anterior, como resultado de la investigación que realiza la Procuraduría General de la República respecto a hechos posiblemente constitutivos de delitos en el Estado de Michoacán, entre los que se encuentran declaraciones, rastreos financieros, así como diversas pruebas periciales realizadas por la Agencia de Investigación Criminal.

Esto llevó al Ministerio Público de la Federación a solicitar a un Juez Penal Federal Especializado, el arraigo de Reyna García, el cual fue concedido el 05 de abril de 2014, por un periodo de 40 días; medida cautelar que se solicitó a fin de garantizar el éxito de la investigación dada la relevancia del cargo público que dicha persona tenía en el Gobierno del Estado, así como un medio de protección de un bien superior, que es garantizar la seguridad de la población ante el problema que genera en ese estado la delincuencia organizada y quien pudiera participar en esta.

Durante el periodo de arraigo de Reyna García, el Ministerio Público obtuvo entre otros medios de prueba, diversas declaraciones ministeriales que confirmaron que Jesús Reyna sostuvo varias reuniones con integrantes de la delincuencia organizada, así como informes de varias autoridades y pruebas periciales que confirmaron lo anterior.

Ante la suma de todos esos indicios, conlleva la obligación del Ministerio Público de la Federación a consignar ante los tribunales la averiguación previa, ejerciendo acción penal en su contra.

El Juez que conoce del caso, al analizar los hechos consignados y los medios de prueba recabados en la indagatoria, determinó librar la correspondiente orden de aprehensión.

El citado mandamiento judicial será cumplimentado en las siguientes horas, dejando al inculpado a disposición de la autoridad judicial que emitió la orden, quien dentro del plazo constitucional, resolverá su situación jurídica.

Es importante señalar que a partir del dictado del Auto de Formal Prisión, en cuanto sea emitido, iniciará el proceso penal en su contra, durante el cual se ofrecerán las pruebas necesarias.

Con estas acciones, la Procuraduría General de la República reitera su compromiso de combatir la delincuencia organizada con todos los recursos que prevé la Ley, en estricto apego a los derechos humanos y el debido proceso.