La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo SCRPPA (Delegación en el estado de Yucatán), obtuvo del Juzgado Cuarto de Distrito en la entidad, el auto de formal prisión contra cinco personas. 

Los indiciados fueron juzgados en dos procesos distintos, por delito contra la biodiversidad, por el acopio, con fines de comercio, de la especie acuática en veda Holothuria Floridana, conocida como "pepino de mar". 

De acuerdo con el primer proceso, elementos de la AIC se constituyeron en el embarcadero conocido como "Marina del Güero", en el puerto de Yucalpetén, Progreso, donde aseguraron a un sujeto que trasladaba en una camioneta 220 kilos 580 gramos del producto marino en veda. 

El presunto responsable del delito ambiental y lo asegurado, quedaron a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien luego de desahogar las diligencias de ley, lo consignó ante el Juez de la causa, quien tras valorar las pruebas, le dictó auto de formal prisión. 

Por otra parte, elementos de la Policía Estatal, detuvieron en el puesto de revisión vehicular, ubicado en la salida del tramo carretero Tetíz-Mérida, un total de 785 kilos 900 gramos de la misma especie acuática en veda, localizada en el interior de una camioneta, que era trasladada a bordo de una grúa. 

Al cuestionar al conductor de la grúa respecto a la carga, éste señaló como responsable de trasladar la camioneta pick up, a un sujeto que iba con él como copiloto, así como a otras tres personas, una del sexo femenino y dos del sexo masculino, quienes se encontraban a bordo de un vehículo tipo courier, estacionado unos metros adelante del puesto de revisión. 

Por ello, los presuntos responsables del delito contra la biodiversidad y el producto acuático, quedaron a disposición del Fiscal de la Federación, consignándolos ante la autoridad judicial, quien tras valorar las pruebas, decretó auto de formal prisión contra los mismos. 

Cabe mencionar, que los cinco inculpados enfrentan su proceso recluidos en el Centro de Reinserción Social, ubicado en la ciudad de Mérida.