TOMÁS ZERÓN DE LUCIO, DIRECTOR EN JEFE DE LA AGENCIA DE INVESTIGACIÓN CRIMINAL: Muy buenas tardes, la Procuraduría General de la República desarticuló una banda de secuestradores que tenía su operación en el Distrito Federal y la zona conurbada del Estado de México, esta banda estudiaba a sus víctimas para determinar horarios, rutinas y lugares, a fin de realizar el secuestro y también tenía como característica el secuestrar a la persona que pagaban los rescates, generando así una nueva negociación una vez liberada la primera víctima.

El 29 de septiembre de 2014, esta organización privó de la libertad a un empresario de Sinaloa en la ciudad de México, el evento se desarrolló a plena luz de día, seis personas ingresaron a las oficinas del empresario, sometieron a los trabajadores, al personal de seguridad y llevaron a cabo el secuestro, escapando después en distintos vehículos.

Al tener conocimiento de estos hechos, la Agencia de Investigación Criminal asumió de inmediato la investigación, iniciando con ella los primeros trabajos, al mismo tiempo la familia comenzaba con la negociación para su rescate.

El 3 de octubre de 2014, la víctima aprovecha un descuido de sus captores y escapa, al salir del domicilio donde lo mantenían privado de su libertad en un municipio conurbado del Estado de México, tomó un taxi y a unas cuadras más adelante vio una patrulla de la policía, a la cual le solicitó auxilio, los elementos se trasladan hasta el domicilio donde es señalado por la víctima y en donde fueron aseguradas seis personas.

Los probable responsables de los hechos ilícitos son: Florencia Jovita Herrera Ramos, de 49 años de edad, Alejandra Graciela Sánchez Tapia, de 50 años de edad, Lorenzo Marcelino Carrizosa, de 18 años de edad, Ismael Hernández Feliciano, de 24 años, José Manuel López Rosas, de 46 años de edad y Oscar Yamín Miranda Villalpando, de 25 años de edad.

En seguimiento a las investigaciones, ese mismo día, Policía Federal en coordinación con las tareas de la Procuraduría General de la República, logran el aseguramiento de Leodegario Benítez Hernández, de 50 años, quien participó en la extracción de la víctima, sin embargo, y a pesar de haber sido detenida esta célula, el negociador continuó comunicándose con la familia de la víctima.

Con la presunción de que el negociador y parte de la organización no habían sido alertados de la liberación de la víctima, la Agencia de Investigación Criminal montó un operativo, logrando el aseguramiento en esa ocasión de Gustavo Martínez, de 56 años de edad, Edith Díaz Torres, de 22 años de edad, Enrique González Rivero, de 32 años de edad y Alejandro López Rosales, de 25 años de edad.

Por otra parte, la Policía Federal localizó y aseguró a Abelín Mariela Ortega, de 31 años de edad, quien era pareja sentimental de José Luis Díaz, quien lideraba la banda y al mismo tiempo, se encontraba recluido en el penal de Santa Martha Acatitla, en el Distrito Federal, desde donde daba instrucciones a los demás integrantes del grupo delictivo cuando recibía las visitas en el penal.

Derivado de las labores, se logró determinar la conexión que existía entre José Luis Pat Díaz y una persona con los mismos apellidos que trabajaba en la empresa de la víctima que fue secuestrada, se solicita el expediente laboral y de esta manera se pudo corroborar que esta persona es hermana y visita continuamente al líder de este grupo delincuencial en el penal.

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal localizaron y detuvieron a María Eugenia Pat Díaz, hermana del líder de la banda, José Luis Pat Díaz, a quien se logró determinar que ella también pertenecía al grupo, teniendo como función la de señalar a los objetivos susceptibles del secuestro, además de aprovechar su relación laboral o de negocio, siendo ella el enlace entre el líder y los demás integrantes del grupo delictivo.

En la misma fecha, el Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, practicó un cateo en el domicilio en Valle de Chalco, en donde se tenía privada de la libertad a la víctima, se ejercitó acción penal en contra de los 13 detenidos por los delitos de delincuencia organizada, secuestro, extorsión, delitos contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos ante el Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de México.

La razón por las que son exhibidas las fotografías son únicamente para que si alguien ha sido víctima de ellos, los reconozca y los denuncie, con esta acción se logró la captura y desarticulación de todos los integrantes de este grupo delictivo, quien en los últimos cuatro meses y hasta el momento, tenemos el conocimiento del secuestro de cuando menos nueve personas más.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal dará a conocer más información, cedo la palabra al señor Procurador del Distrito Federal.

RODOLFO RÍOS GARZA, PROCURADOR GENERAL DE JUSTICIA DEL DISTRITO FEDERAL: Muchas gracias, muy buenas tardes a todas y a todos. En el marco de la coordinación interinstitucional y los esquemas de intercambio de información existentes entre la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, se logró vincular a los probables responsables referidos en la comisión del delito de secuestro agravado diversos, cinco.

Como resultado de la colaboración permanente y del cruce de información, a través del área de inteligencia de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, denominada Fuerza Antisecuestro, FAS, y derivado del cúmulo probatorio que consta en los expedientes, se logró acreditar la participación de los ahora probables responsables en la comisión de cinco eventos delictivos, realizados en la ciudad de México.

Es preciso señalar que en estos eventos los imputados mantuvieron privados de su libertad a ocho víctimas, a las cuales, debido a la pronta intervención de la Fuerza Antisecuestro de la Procuraduría capitalina quedaron liberados. Dichos eventos se desarrollaron cronológicamente de la siguiente manera.

El 9 de junio del presente año, los hoy imputados participaron en el secuestro de dos personas del sexo masculino, a quienes sustrajeron de su negocio; el 21 de agosto, participaron en otro evento delictivo en calles del perímetro de la delegación Venustiano Carranza, en agravio de dos personas. El 26 del mismo mes, los probables responsables privaron de la libertad a una mujer en las inmediaciones de la delegación Gustavo A. Madero, mientras se encontraba en su negocio.

El 1 de septiembre de 2014 privaron de la libertad a una de sus víctimas en el momento en que salía por la mañana de su domicilio. Finalmente, la tarde del 3 de septiembre, dos víctimas, madre e hijo fueron secuestrados mientras se encontraban en su domicilio, ubicado en el perímetro de la delegación Venustiano Carranza.

Con el cúmulo probatorio integrado en el expediente, el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Antisecuestro ejercerá también la acción penal correspondiente ante el juez en turno del Distrito Federal, en contra de los sujetos referidos como probables responsables de la comisión del delito de secuestro agravado, diversos cinco, quienes se encuentran actualmente detenidos en instalaciones de la Procuraduría General de la República, y a disposición de ambas instituciones.

Cabe resaltar que los integrantes de esta banda delictiva son originarios del Distrito Federal y municipios colindantes en el Estado de México. Derivado de la coordinación entre ambas instituciones se ha logrado en lo que va del año la integración de ocho indagatorias, la detención de 15 probables responsables y desarticuladas 15 bandas delictivas.

A través de las acciones de coordinación emprendidas conjuntamente, entre la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que hicieron posible la desarticulación de este grupo delictivo que operaba desde hace cuatro meses en la ciudad de México, queda de manifiesto, que en materia de combate al delito de secuestro, la cooperación es profesional, permanente y concurrente.

Muchas gracias.