De la Conferencia de Procuradores Generales de Justicia de la Zona Centro.
Mensaje de la Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales, Mariana Benítez Tiburcio, en la Primera Sesión Extraordinaria 2013, de la Conferencia de Procuradores Generales de Justicia de la Zona Centro. 

México, D. F., a 3 de abril de 2013 


Licenciado Rodolfo Fernando Ríos Garza, Procurador General de Justicia del Distrito Federal, y representante de la Zona Centro. 

Señoras y señores procuradores generales de justicia de los estados de: Hidalgo, Tlaxcala, Querétaro, Puebla y Morelos. 

Señores subprocuradores de justicia del Estado de México y Guerrero. 

Señoras señores delegados de la Procuraduría General de la República de esta Zona Centro. 

Funcionarios de las procuradurías de justicia locales y de la Procuraduría General de la República que hoy nos acompañan. 

Señoras y señores representantes de los medios de comunicación. 

Muy buenos días tengan todos ustedes. 

Antes que nada en nombre del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quiero reconocer y agradecer la iniciativa del señor Procurador de Justicia del Distrito Federal, por las facilidades otorgadas para la realización de esta importante convocatoria. 

Participo el día de hoy en esta reunión extraordinaria de la Zona Centro con una doble satisfacción, la primera por tener la oportunidad de ser parte de la primera actividad del año 2013 de este Colegio de Procuradores y Fiscales del país. 

Hago especial mención y bienvenida a los señores procuradores del Distrito Federal y de Morelos, quienes por primera vez se incorporan a estos trabajos. 

La segunda, por ser testigo de la firma del (inaudible) de Colaboración para la Implementación y Operación del Programa Escudo Centro con conocimiento de que se trata de un proyecto emanado de la voluntad de los Gobiernos de esta Zona Centro del país, encaminado a fortalecer los mecanismos de operación conjunta en materia de seguridad pública y procuración de justicia que se contienen en la estrategia denominada Escudo Centro. 

Este esfuerzo, sin duda, es una señal clara de que se inaugura una nueva etapa de colaboración entre las instituciones de procuración de justicia en la que se utilicen las fortalezas, se aprovechen las experiencias aprendidas y se empleen los recursos de los estados para integrar un frente común que permita prevenir y combatir el fenómeno delictivo y, en general, se brinde mayor seguridad, tranquilidad y paz a los habitantes de estas zonas. 

Debe quedar claro que la problemática delictiva desconoce las fronteras territoriales e incluso, hace uso de las mismas con el afán de mantenerse en la impunidad generada en la ausencia o deficiencia de coordinación entre las autoridades de los distintos estados. 

La Procuraduría General de la República está consciente de la importancia de fortalecer los canales institucionales de cooperación y coordinación con las procuradurías de las entidades federativas y del Distrito Federal. 

Tenemos claro que esta cooperación se debe traducir en la suma de esfuerzos, capacidades y talentos, intercambio eficaz de información e inteligencia, en el uso planificado de la misma en el desarrollo de operativos conjuntos, así como en el uso eficiente de recursos humanos, operativos técnicos y financieros. 

Las áreas de colaboración, como bien lo plantea el documento que se presentará para su suscripción, son diversas y abarcan entre otros aspectos la especialización de las experiencias en el combate al fenómeno delictivo, el intercambio de información �al que ya me he referido-, la creación de esquemas de capacitación y profesionalización homologados que permitan generar capacidades de acuerdo con la problemática regional y la realización de operativos conjuntos que incidan en la disminución de los delitos de alto impacto que afectan a los estados de la Zona Centro siempre con respeto absoluto de los derechos humanos.

Estamos convencidos de que una coordinación eficaz entre niveles de Gobierno no sólo facilitará la tarea de perseguir exitosamente los delitos sino que brindará en tiempos más reducidos, resultados palpables en la calidad de vida de los ciudadanos. 

En consecuencia, expresamos nuestro alto reconocimiento a los estados participantes en este tipo de iniciativas, una de las cuales, hoy se concreta en una primera etapa. 

Agradecemos y reconocemos el interés en consolidar este esfuerzo, respecto del cual no tenemos ninguna duda será un esquema exitoso y el ejemplo de que es posible unir esfuerzos para el bien de la sociedad. 

Muchas gracias y felicidades. 



b013a f3jpg