La Procuraduría General de la Republica a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Chihuahua, inició una averiguación previa tras el aseguramiento de una toma clandestina, para la sustracción de hidrocarburo en la ciudad de Chihuahua. 

El agente del Ministerio Público de la Federación, con apoyo de investigadores de la AIC y de Seguridad Física de Pemex, realizó la diligencia de cateo, otorgada por el Juez Quinto Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervenciones de Comunicaciones, al domicilio ubicado al noroeste de la carretera federal 45, tramo Delicias-Chihuahua, del municipio de Chihuahua. 

Como resultado de este operativo, se encontró dentro del inmueble, una manguera de la cual, uno de sus extremos, se encontraba dentro de un tanque que tenía residuos de hidrocarburo, y el otro extremo conectado ilícitamente a un poliducto bidireccional propiedad de PEMEX. 

La toma clandestina, estaba dirigida aproximadamente a 30 metros de distancia de la conexión del ducto bidireccional, ubicado en el kilómetro 3+200 de la carretera Chihuahua-Ciudad Juárez. 

Además del inmueble, se aseguraron tres vehículos y tres tambos con una capacidad aproximada de doscientos litros cada uno, los cuales tenían residuos de hidrocarburo y fueron sustraídos para las pruebas respectivas. 

Dicha acción se efectuó, en seguimiento a un operativo, en el que la Policía Estatal Única, detuvo en el exterior de ese domicilio a cinco personas, quienes a bordo de una camioneta pick up, cargaban en la batea, dos contenedores de plástico con dos mil litros de hidrocarburo. 

Estas personas ya fueron consignadas ante un Juez de Distrito por el delito de Delincuencia Organizada y Extracción de hidrocarburo. 

Actualmente el expediente se encuentra en trámite a efecto de investigar y dar con el paradero de los probables responsables del inmueble.