La transformación de las instituciones del estado a fin de consolidarlas para que cumplan con sus más altos fines es la mejor apuesta que podemos hacer hoy por nuestro país: Mtra. Mariana Benítez Tiburcio.

213 14 3jpg

La transición al Sistema de Justicia Penal Acusatorio responde a la aspiración legítima de la sociedad de contar con un Estado fuerte, un Estado donde impere el pacto social y donde prevalezcan los derechos de las personas, afirmó Mariana Benítez Tiburcio, Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República.

Durante el arranque de los talleres interinstitucionales en Puebla, en los que se capacitarán por primera vez de manera conjunta los jueces y magistrados federales, ministerios públicos federales, peritos, defensores públicos de oficio y policías investigadores que operarán el nuevo sistema de justicia penal a nivel federal, Benítez Tiburcio subrayó que la reforma al sistema de justicia penal es una apuesta que hace el Estado en su conjunto para transformar sus instituciones a fin de consolidarlas y poder cumplir de esta forma con sus más altos fines. 

213 14 2jpg
La ejecución de estos talleres interinstitucionales permitirá afinar y unificar criterios de interpretación y aplicación de las normas del Código Nacional de Procedimientos Penales. En ellos se simularán audiencias lo cual ayudará a que los operadores del nuevo sistema de justicia pongan en práctica las nuevas reglas del Código Nacional aplicables a cada una de las etapas del juicio oral.
La Federación iniciará la operación del nuevo sistema penal acusatorio de manera gradual, en los estados de Puebla y Durango el próximo 24 de noviembre, agregó.
Dentro de los avances impulsados por las instituciones federales encargadas de operar el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, la Subprocuradora destacó que tan sólo en los dos últimos años, se logró la aprobación de un Código Nacional de Procedimientos Penales, la elaboración de 29 anteproyectos legislativos con el fin de armonizar diversas leyes con el nuevo código procesal.
Asimismo, subrayó, la aprobación de un programa nacional de capacitación que aplicarán todas las procuradurías y fiscalías del país, y de un programa único de capacitación para las policías preventivas de todo el territorio nacional que coadyuvarán con los ministerios públicos en las primeras diligencias de investigación.
La subprocuradora mencionó que se han actualizado además 76 protocolos que aplicarán los ministerios públicos, peritos y policías ministeriales. En el aspecto tecnológico, indicó que la Procuraduría General de la República, el Poder Judicial de la Federación, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Comisión Nacional de Seguridad y la SETEC, han trabajado durante los últimos meses en el desarrollo de metodologías de interoperabilidad, a fin de que las instituciones operadoras del sistema penal puedan interconectar sus sistemas por primera ocasión, lo que facilitará y agilizará los procesos penales. 

213 14 1jpg
Finalmente la Subprocuradora Benítez subrayó el énfasis que la Procuraduría General de la República ha puesto en la capacitación de sus ministerios públicos, policías investigadores y peritos, pues consideró que son éstos operadores quienes darán vida y rostro al nuevo sistema de justicia penal. Resaltó que sólo apostando en la profesionalización del personal a través del desarrollo de nuevas habilidades y conocimientos y de la generación de un cambio cultural institucional es como podremos asegurarnos de transitar de manera eficaz a una nueva justicia penal en nuestro país.

En el evento realizado en la sede de la delegación de la PGR en esta entidad, Héctor Díaz Santana Castaños, representante de la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal de la Secretaría de Gobernación, por su parte aseguró que la reforma representa un nuevo paradigma y representa la transformación jurídica más importante de los últimos 100 años del país.

El Director General de Coordinación puntualizó que la Reforma es también una oportunidad para cambiar y para transformar una demanda ciudadana que es la seguridad y la justicia, ya que tiene como prioridades la investigación científica, el respeto a los derechos humanos y la atención a las víctimas.

Del mismo modo, José Reséndiz Martínez, Director General de Apoyo Jurídico de la Comisión Nacional de Seguridad, refirió a la Reforma como una oportunidad para transitar hacia una convivencia pacífica y armónica, a un nivel de justicia y equidad que anhelan los mexicanos.

Por ello, informó, tan sólo en el mes de octubre en 30 entidades federativas, se han capacitado mil 157 policías federales y 519 estatales y municipales. Y de abril a octubre de 2014 se capacitaron 13 mil 069 elementos, de los cuales 9 mil 478 son federales, y 3 mil 601 son estatales y municipales.

Finalmente, en representación del Consejo de la Judicatura Federal, el Magistrado Edwin Noé García Baeza subrayó que con la Reforma se establecerá el principio de publicidad, es decir el conocimiento personal de aquel que esté interesado en acudir y presenciar cualquier audiencia; también la presencia del juzgador en todas y cada una de las actuaciones que conforman el nuevo procedimiento penal acusatorio; así como juicios cortos, una justicia expedita como lo demanda la Constitución.