Agentes del Ministerio Público de la Federación y personal de la Coordinación de Servicios Periciales de la Procuraduría General de la República (PGR), con el apoyo de elementos de la División Táctica y Científica de la Policía Federal trabajan desde este martes en el poblado de Carrizalillo, en el municipio de Eduardo Neri, Guerrero.

La diligencia tiene como finalidad ubicar las fosas señaladas por los habitantes de esta localidad, y proceder al levantamiento de los hallazgos.

Las acciones de investigación y búsqueda, que realiza personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada y la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, se llevan a cabo en estrecha coordinación con las autoridades comunales.